Principios y valores cooperativos

Las cooperativas poseen unos principios y valores que las convierten en el mejor modelo económico para conseguir una sociedad más justa y sostenible. Las personas que trabajan en una cooperativa tienen un compromiso ético con la honestidad, la transparencia, la responsabilidad social y la preocupación por los demás.

El origen del cooperativismo está en la necesidad de colaborar para acceder a un beneficio común y mejorar la situación de las personas que forman parte de ese proyecto.

Los siete principios que rigen el funcionamiento de una cooperativa son:

1. Adhesión abierta y voluntaria

Las cooperativas son organizaciones voluntarias, abiertas a todas las personas capacitadas para utilizar sus servicios y dispuestas a aceptar las responsabilidades de ser socias, sin discriminación por motivos de sexo, raza, situación social, política o religiosa

2. Gestión democrática por parte de los Centros

Las cooperativas son organizaciones gestionadas democráticamente por las personas socias, quienes participan activamente fijando sus políticas y tomando decisiones. Los hombres y mujeres elegidos para representar y gestionar las cooperativas son responsables ante el resto.

3. Participación económica de las socias y los socios

Las personas socias contribuyen equitativamente al capital de sus cooperativas y lo gestionan de forma democrática. Reciben una compensación, si hay, limitada al capital entregado como condición para ser socio y asignan los excedentes a facilitar, entre otros fines, el desarrollo de su cooperativa.

4. Autonomía en independencia

Las cooperativas son organizaciones autónomas de autoayuda, gestionadas por las personas socias. Si firman acuerdos con otras organizaciones o si consiguen capital de otras fuentes externas, lo hacen en términos que aseguren el control democrático por parte de sus socios y mantienen su autonomía cooperativa.

5. Educación, entrenamiento e información

Las cooperativas proporcionan educación e información a las personas socias, a los representantes elegidos, a los cargos directivos y a los trabajadores que puedan contribuir de manera eficaz al desarrollo de sus cooperativas. Informan al público, especialmente a la juventud y a los líderes de opinión, de la naturaleza y beneficios de la cooperativa.

6. Cooperación entre cooperativas

Las cooperativas sirven a las personas socias lo más eficazmente posible y fortalecen el movimiento cooperativo trabajando conjuntamente mediante estructuras locales, nacionales, regionales e internacionales.

7. Compromiso con la comunidad

Las cooperativas trabajan para conseguir el desarrollo sostenible de sus comunidades mediante políticas aprobadas por su tejido social.

La Ley de Cooperativas Andaluzas publicada en el año 2011 hace una reformulación de este ideario cooperativo incluyendo dos nuevas aportaciones a los siete principios iniciales que reflejan la naturaleza y objetivos que persiguen las cooperativas:

  • Igualdad de género, con carácter transversal al resto de principios.
  • Sostenibilidad empresarial y medioambiental.